Voy a ir al grano porque la verdad a nivel de emociones he tenido un dia bastante duro, tomar decisiones siempre con lleva a la vez plantearse nuevas cosas, nuevos cambios y eso aunque en el momento no lo vemos porque los cambios a largo plazo siempre vienen bien en el momento, se pasa un poquito mal, por el sentimiento de incertidumbre.

Llevo en España 9 años, y por cualquier motivo no he podido volver a mi país de visita, si justo lo que estáis pensando, es muuuucho tiempo. Pues para los que no me conocéis mi familia se compone de 4 hermanas, Mi madre, mi padre.

Por motivos de la inmigración que hubo hace muchos años en mi pais (Ecuador) mi madre tuvo que viajar y éramos muy pequeñas en ese entonces, lo que yo y mis hermanas nos criamos con mi padre, que con un par de h… saco adelante a sus pequeñas.

No voy a dar mas especificaciones de todo lo que pasamos porque además de que no es lo que me quiero centrar me pongo pochita recordando el tema.

La cuestión que quiero plasmar hoy aquí, ayer faltó el padre de una ex compi de trabajo, y al visitar el tanatorio para darle el pésame y ofrecer mi ayuda en lo que fuera posible, al verla y escucharla decir todo lo que significaba su padre y lo solo que se quedaba me hizo despertar en mi el mismo sentimiento que llevo todos estos años, con la diferencia que mi padre está en vida, pero lo tengo muy lejos.

Vino a mi mente el pensamiento de lo que pasaria si mi padre que Dios no quiera le pasara algo y yo no estoy cerca pero además no he hecho todo lo que he podido para volver en años.

Y digo lo que he podido porque soy consciente que por una parte no he podido ir por cuestiones de trabajo pero la otra parte es porque no he sido consciente, estoy siempre poniendo excusas de que tengo que planearlo todo, de que tengo que tener el dinero suficiente y bla bla bla.

Cuando dinero tengo porque trabajo y lo que quizás tengo que hacer es ponerle un par de coj… y ahorrar para solventar esto que más que una prioridad es una necesidad de vida.

Podría estar horas hablando de esto y plasmando lo que siento, pero la conclusión de esto es que hay que ser determinante con nuestros objetivos, marcarnos un foco y hacer todo para cumplirlo, que las relaciones personales y familiares tienen que ser atendidas en su momento, porque nunca nunca nunca se sabe lo que pueda pasar y nos creemos que somo o que las personas son infinitas y no lo son y cuando ya no están es irreparable y ahí, es justamente ahí cuando ya no vale la pena las lágrimas, cuando ya solo hay cavidad para el remordimiento y la culpa.

Os digo esto con el corazón en un puño porque soy la primera en no aplicarme este cuento y que me  prometo que esta situación cambie.

Mi padre es mi pilar, el son que respiro, debo hacerlo por el por mi por la familia.

TODO ES CUESTIÓN DE PRIORIDADES!!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.