Así empece mi viaje a UK en octubre de este año, algo temporal, pero algo que surgió de una manera muy rápida, aprovechando el momento, tomando decisiones tajantes y sin tener algo realmente fijo de lo que iba a llegar hacer o vivir, algo para probar cosas nuevas, nuevas experiencias. Sin duda lo esta siendo, la verdad estoy contenta de todo lo que he vivido este corto tiempo.

Pero seamos realistas a nadie o casi nadie le gustan los cambios o a muchos nos cuesta salir de nuestra zona de confort aunque luego nos cueste poco ( a algunos) adaptarnos a nuevos entornos o situaciones. Pero sin duda alguna es importante cerrar puertas en todos los sentidos, personales, amistades, laborales, sentimentales, etc…

Nos da miedo, porque eso es un sentimiento tan innato que surge a lo nuevo, a lo desconocido, a lo que se nos resiste, a lo que deseamos y no podemos poseer.

Pero sin duda alguna una vez mas me doy cuenta de lo importante que es abrir ventanas, es decir dar paso a esas pequeñas nuevas experiencias que no entran por la puerta grande pero que pueden aportar tanto valor a nuestra vida que si lo pensamos dos veces seguro que no nos atrevemos a vivirlo.

He tenido los típicos días tontos en los que hechas de menos tu rutina, tus amigos, los bailoteos de fin de semana o simplemente salir a la calle conocer gente y reírte de todo.

Aquí me vi limitada por el idioma, porque yo tengo un ingles muy básico, pero también es cierto que todo esta en nuestra cabeza, porque para empezar a trabajar no me ha sido impedimento o conocer gente no se me daba mal, pero a nivel personal me cree mucha auto exigencia y eso me llenaba de frustración.

Pero si englobo esta experiencia de un mes que acabara siendo de casi 3 es jodidamente increíble, he conocido gente de muchos países, se ha despertado en mi ese gusanillo de conocer nuevas culturas, leer sobre la historia de muchos sitios y creo que me llevo una gran maleta de buenos momentos que fíjate lo que te digo me harán replantearme mi 2020 de otro forma.

Conclusión que es la parte que me gusta, hay que aprender a superar los miedos, tomar decisiones, aprender a gestionar los momentos de frustración y seguir adelante, vivir y disfrutar el momento, incluyendo los difíciles porque son los que nos hacen conocer nuestros limites, hay que aprender a dar cabida a cosas nuevas, aunque sean pequeñas no sabemos los grandes cambios que pueden suponer en nuestra vida.

Así que Sres y Sras somos nuestro propio peaje de la vida: crees, piensas, decides, sientes, yerras, sufres, lloras, celebras, ríes, odias, perdonas, bailas, te aburres pero sobre todo AMA LA VIDA!!

Hasta la próxima, Auuuu Cacauuuu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.